Aumentar el Poder del Cerebro por Medio de una Computadora: El Propósito de la Nueva Compañía de Elon Musk

Elon, Elon, Elon…

Nuestro Tony Stark de la vida real no deja de sorprendernos.

Si existe  una persona que se toma la ciencia -y los principales problemas de la humanidad- en serio y además toma cartas en el asunto, ese es Elon Musk. Desde automóviles eléctricos, cohetes reutilizables, túneles para combatir el tráfico vehicular, hermosos techos solares que lucen como cualquier techo convencional, hasta proyectos de inteligencia artificial; estas son solo algunas de las iniciativas que ocupan a este visionario a sus 45 años de edad.

 

Su Nueva Compañía

Aunque no ha sido confirmado oficialmente, investigaciones de algunos medios que incluyen a The Wall Street Journal dan por un hecho que Neuralink es la nueva propuesta de Musk en el campo de la neurología.

La compañía fue fundada en Junio del año pasado en California y se encuentra enlistada en el campo de investigación médica.

 

 El Trasfondo y Concepto

No es la primera vez que Elon Musk toca el tema, en el Code Conference de 2016 Musk explicaba su preocupación acerca de como la inteligencia artificial, aún bajo circunstancias benignas, podría hacer que, la inteligencia de nuestros cerebros de carbono quedaran obsoletos con respecto a nuestras contrapartes artificiales, “seriamos como  sus mascotas” o “el gato de la casa” aseveró Musk.

Bajo ese escenario, Musk propuso que una de las mejores soluciones posibles sería la creación de una capa de inteligencia artificial en nuestro cerebro, así como tenemos un sistema límbico y una corteza podríamos complementarlos con esta capa digital.

Dado que Neuralink no ha provisto un croquis oficial, acá va nuestro mejor intento.

 

Sí, nuestro editor gráfico se encuentra de vacaciones fuera del país, lo bueno es que pudimos descubrir las maravillas del Paint.


Y aunque todo esto suene como algo salido de la ciencia ficción, se basa en un trabajo científico notable y existen otras compañías en la carrera. El objetivo final es crear un dispositivo (o posiblemente una serie de dispositivos) que puedan implantarse en el cerebro humano.

Estos podrán cumplir a una serie de propósitos; el fin principal es ayudar a los seres humanos a fusionarse con el software para no quedarse atrás con respecto a las formas de inteligencia artificial del futuro; de no ser así, nuestros cerebros quedarían reducidos al polvo.

Por medio de la creación de un cordón neural basado en pequeños electrodos cerebrales, se pretende potenciar o aumentar nuestra capacidad. En palabras de Musk, solo faltan aproximadamente cinco años para tener una interfaz cerebro-computacional básica pero significativamente funcional.

Dinos qué opinas ¿te gustaría ser un cyborg?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *