Nanotecnología que Convierte Agua Salada a Dulce

Membrana de grafeno. Crédito: Universidad de Manchester


El óxido de grafito surge como una prometedora alternativa para crear sistemas de filtración; si a esto le agregamos la capacidad de propiciar agua potable, el mundo entero debe poner atención.

El descubrimiento realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Manchester, fue publicado esta semana en la revista Nature Nanotechnology. Se trata de una membrana con el potencial de filtrar la sal del agua de mar para convertirla en agua potable, aunque hasta el momento sea a nivel de laboratorio, así que no nos adelantemos.

El mayor reto del grupo de científicos era lograr que las membranas no se abultaran una vez expuestas al agua, ya que eso propiciaba que la sal no fuera separada correctamente. El equipo lo resolvió mediante la construcción de paredes de resina epoxi a ambos lados de la membrana de óxido de grafeno; estas nuevas paredes permiten ahora que el tamaño de los poros pueda ser controlado.

“Poder crear membranas escalables, con un tamaño de poro uniforme y a escala atómica representa un avance significativo y abrirá nuevas posibilidades para mejorar la eficiencia de la tecnología de desalinización”, Dijo Rahul Nair lider del proyecto.

La Importancia de esta Tecnología

Aunque la respuesta parece bastante obvia -debido a que el agua dulce es crucial para la humanidad, no sólo para beber, sino también para la agricultura, la higiene y muchas otras actividades- no está de más ahondar en las áreas específicas de impacto.

Si estás leyendo esto en la comodidad de tu hogar u oficina, ya sea sentado en un escritorio o sosteniendo una tablet o smartphone en tu mano, es bastante probable que el acceso al agua potable te sea inherente. Sin embargo, según cifras de la OMS existen 663 millones de personas sin acceso a agua potable mejorada en todo el mundo, dicha cifra, representa aproximadamente la cantidad de población en América Latina y España juntas (673 millones). Adicionalmente, bien es sabido que los efectos del cambio climático tendrán un impacto negativo sobre el suministro de agua potable.

Aproximadamente el 98% del agua en el planeta es salada y sólo el 2% es dulce. De ese 2%, casi el 70% es nieve y hielo, el 30% son aguas subterráneas, cerca del 0,5% corresponde a cuerpos de agua en la superficie (lagos, ríos, etc.) y cerca del 0,05% está en la atmósfera. La siguiente lista resume algunos efectos negativos del cambio climático sobre el suministro de agua potable:

  • El calentamiento hace que el hielo polar se derrita en el mar, lo que convierte el agua dulce en agua de salada.
  • Otro efecto del calentamiento es que aumenta la cantidad de agua que la atmósfera puede sostener, esto conduce a que se produzcan más lluvias cuando el aire se enfría. Si bien las lluvias pueden aumentar los recursos de agua dulce, las precipitaciones más intensas llevan a un movimiento más rápido del agua de la atmósfera hacia los océanos, reduciendo nuestra capacidad de almacenar -y por lo tanto- usar esta agua.
  • En el subtrópico, el cambio climático es probable que conduzca a la reducción de las lluvias en regiones que ya son de por sí secas. El efecto general es una intensificación del ciclo del agua que causa inundaciones y sequías más extremas en todo el mundo.

La ciencia y la tecnología surgen una vez más como la luz al final del túnel, en un mundo lleno de malas noticias, de prensa sensacionalista que -en su afán de vender- apela a los instintos más básicos del ser humano y se alimenta de estos, héroes casi anónimos como el profesor Rahul Nair y su equipo hacen que sea muy fácil restaurar la fe en la humanidad y no perder la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *