Superfetación: Quedar Embarazada Estando Embarazada

¿Pero qué clase de brujería es esta?

Pues ninguna, recuerda que esto es un blog de ciencia; aunque sabemos que suena bastante atípico, en realidad existe ciencia detrás de esto. En un capricho espeluznante del cuerpo humano, bajo circunstancias excesivamente excepcionales, una mujer puede continuar ovulando mientras está embarazada y puede volver a concebir, algo conocido como “superfetación”.

Esto significa que una mujer puede tener dos fetos desarrollándose al mismo tiempo, ambos en diferentes etapas de desarrollo. Gracias MenosMonos, ya no tengo como sacar este dato de mi mente.

En un momento como este, nos vendría muy bien un neuralizador como el utilizado en la película hombres de negro para borrar los recuerdos.

borra

Pero no entremos en pánico, por suerte es muy poco probable que le suceda a usted o a cualquier persona que llegue a conocer en su vida. De hecho, según un artículo publicado en 2008 en la Revista Europea de Obstetricia y Ginecología, la literatura científica solo tiene 10 casos registrados en toda la historia.

Dichos casos, están debidamente documentados y cuentan con la evidencia científica necesaria. Luego de dicho estudio otros casos han sido reportados.

En 2009, una pareja de Arkansas quedó embarazada tan solo dos semanas y media luego de haber concebido. Ambos bebés nacieron saludablemente por cesárea el 2 de Diciembre, siendo uno de ellos una quincena más prematuro que el otro. Mientras en 2015, una pareja australiana dio a luz a dos niñas que tenían 10 días de diferencia en la edad al nacer.

Entonces, ¿cómo es esto posible? La superfetación es de hecho muy común entre los mamíferos -fuera del ser humano-, y se ha visto en especies como roedores, conejos, caballos, ovejas y canguros.

En algunos casos, estos mamíferos tienen dos úteros para facilitar el embarazo doble, o a veces su ciclo menstrual simplemente continúa durante el embarazo. Incluso se supone como una práctica estrategia reproductiva en algunas especies.

En los humanos sin embargo, la superfetación parece ser un accidente muy raro, dado que, tan pronto como una mujer queda embarazada, su cuerpo bloquea sistemáticamente la posibilidad de un segundo embarazo. Por lo tanto, no estamos biológicamente predispuestos para dicho fenómeno.

La Ciencia detrás de la Superfetación

Resultado de imagen para superfetacion

Normalmente, la liberación de los óvulos cesa una vez que una mujer está embarazada, y los cambios hormonales y físicos del embarazo trabajan en conjunto para prevenir otra concepción.

Pero por alguna razón, en la superfetación, una mujer embarazada todavía logra ovular. El esperma masculino logra fertilizar un óvulo, superando de alguna manera el tapón mucoso que normalmente bloquea el cuello uterino de una mujer luego de la concepción.

Finalmente, la implantación – que es un proceso increíblemente delicado incluso en los embarazos ordinarios- debe ocurrir. Cuando una mujer ya está embarazada, sus hormonas deben hacer que el útero sea un ambiente desfavorable para que otro óvulo fertilizado se implante (a esto debemos sumar la falta de espacio). Por lo tanto, en la superfetación nos encontramos con tres escenarios prácticamente imposibles por superar.

A diferencia de los gemelos – que ocurren cuando un óvulo fertilizado se divide en dos, o cuando dos óvulos son fertilizados por dos espermatozoides al mismo tiempo – la superfetación supone llevar un feto adicional para la mujer embarazada, dicho feto es más joven que el del embarazo anterior.

Debido a que la muestra de datos con respaldo científico es muy pequeña, todavía no está claro por qué la superfetación a veces ocurre, y si hay factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades para que dicho fenómeno ocurra. La buena noticia es que, a pesar de lo poco común que es la superfetación, la mayoría de los bebés concebidos a través de este extraño accidente terminan sobreviviendo.

Bueno, esta es la última oportunidad para tratar de borrar esta información de tu mente

Si no funcionó ¡felicidades! La ciencia acaba de enseñarte algo más 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *